cristina de ron

en veni, vidi, viernes

A Cristina De Ron, parte del equipo de RRPP de Autozama y del staff de decoración de La Cassina y SBG, le gusta hacer todo lo que a las personas normales les da pereza: levantarse con el sol, ir al supermercado, correr, nadar, boxear, entrenar con pesas y terminar el día con yoga. 

Pero del otro lado, también le gusta entregarse a lo que las personas normales solo hacen una vez al día: si pudiera desayunar, merendar, almorzar y cenar postre, fuese feliz. Es más que obvio: estamos ante alguien que entendió desde muy temprano que la vida es equilibrio.

En el Veni, Vidi, Viernes de hoy visitamos a Cristina en La Cassina para hablar de vitaminas, de doppelgängers famosos y de lo que encontraría en su propio Narnia.


VENI, VIDI, VIERNES: CRISTINA DE RON

¿Cuál es la mejor canción de karaoke de la historia?
Todo el mundo me dice que me parezco a Ana Bárbara. Bueno, yo me río de ese parecido en los karaokes, porque me pongo a cantar Me asusta pero me gusta. Ahora, ¡nada de hacer el pasito ese de la coreografía, que tampoco somos locos! (Risas)

Puedes viajar al pasado. ¿Cómo sería tu máquina del tiempo?
Yo no viajaría al pasado, sino al futuro: siempre bromeo diciendo que quisiera saber qué va a suceder en los próximos meses y años, para saber exactamente qué movimiento hacer hoy y tener éxito. Entonces, ese pasadizo en el tiempo sería un ropero, y mi Narnia sería el futuro, el momento que escoja antes de entrar.

CristinaDeRon-1

CristinaDeRon-2

CristinaDeRon-3

Nosotros creemos que la confianza es poder darle a Shuffle All a tu iPod delante de una persona. Para ti, ¿qué es poder confiar en alguien?
Es dejar que abra y se ponga a buscar en mi cartera. Yo siempre ando con una cartera grandísima, donde tiro todo, y ni sé lo que llevo dentro, hasta el día que decido organizarla o cambiar a otra. Hace un tiempo se me perdió una tarjeta de crédito, y la reporté perdida. ¿Adivinen qué? La encontré una semana después en la cartera, entre el dinero suelto, las facturas, las pastillas de vitamina C, los cinco potes de multivitamínicos, los accesorios de cabello y todos los papelitos del mundo.

¿Hay algo que nunca prestarías?
Quizás esto suene raro, pero me parece que los relojes son objetos increíblemente personales, algo que a fuerza de usarlo todos los días ya está a tu medida exacta, con dobleces que conocen tu muñeca. Para mí, que si ando sin reloj me siento desnuda, sería imposible prestar el mío.

CristinaDeRon-4

CristinaDeRon-5

CristinaDeRon-9

¿Qué película te hizo llorar feo, a nivel de quedar con ojos de mapache?
¿Han visto John Q, donde Denzel Washington tiene un hijo que necesita un transplante con urgencia? Me dio muchísima pena ver cómo él luchaba por su niño, por lograr esa operación del corazón, y ante la impotencia de una larguísima lista de espera entra al hospital armado. Es una historia desgarradora.

¿Cuál es el mejor emoji de WhatsApp?
No pude escoger, así que les presento mis dos favoritos: la carita con la sonrisa enorme y el monito de los ojos tapados.

¿Cuál fue la comida más increíble de tu vida?
Yo andaría feliz por la vida con un dulce en la mano todo el tiempo. Por eso, el Rocky Chocolate Cake de Caramella Bakery, con su base de chocolate rellena de malvavisco, las Oreos, las galletas Graham, el suspiro y el dulce de leche con nueces caramelizadas encima… Me quedé sin palabras. ¡ES ÉPICO!

CristinaDeRon-7

CristinaDeRon-8

Nadie se va a enterar: ¿Con qué celebridad, del presente o el pasado, te desaparecerías por un día?
Con Nacho Figueras, un jugador de polo argentino. ¡Lo amo! Lo descubrí hace tres años, y desde entonces he relajado diciendo que lo voy a conocer y será el hombre de mi vida. Lamentablemente, es casado. (Risas)

¿Cuál es el recuerdo más feliz que tienes del año pasado? Haz un cóctel inspirado en ese momento.
Sé que en República Dominicana tenemos un verano eterno, pero aquí entre junio y septiembre hay algo mágico. Los fines de semana siempre hay una juntadera en la playa, y todo el mundo está en la misma onda; para mí, es la época más chula del año. Por eso, pensando en la dicha de vivir en este ambiente tropical, preparé un cóctel refrescante.

PP- Cristina