dominique & lily

en cinque

Nos lo dejan claro desde el primer momento, la conexión entre ellas está fuera de los fogones. Entre risas y bromas, Dominique Barkhausen y su mamá Lily Pichardo, nos cuentan que son el equilibrio perfecto precisamente por las diferencias que hay entre ambas.

Estamos en Vita (@vitahealthyandfit) y el objetivo de nuestra visita es que ambas se sientan cómplices a la hora de preparar un plato para nosotros. Por algo estamos en el mes de las Madres y cualquier excusa es buena para hacer nuestros pequeños homenajes con las entrevistadas de las distintas secciones con las que parlamos.


 

foto 1
foto 3Vita es un espacio que motiva al cuidado del cuerpo y a una alimentación sana, defendiendo los sabores por encima de cualquier otra causa. La sonrisa de ambas es contagiosa. El set está listo para hacer unos pimientos rellenos al horno.

¿Por qué ese plato? “Sencillo”, nos dice Dominique, “porque es el único plato saludable en el que las dos coincidimos”. Lily tiene otros gustos y lo reconoce sin quitarle una pizca de humor a sus confesiones. Su mamá y abuela de Dominique es española, así que se nos va la conversación hacia unas buenas lentejas y esos guisos que llegan con acento español. Pero estamos en Vita y nuestro enfoque debe de ser otro, el que nos marca Dominique.foto 2
foto 4Se le ve super orgullosa con su proyecto y nos comienza a contar que fue en la época en la que vivió en Miami que se acercó a todo lo que tiene que ver con la comida saludable y que al regresar a Santo Domingo se dio cuenta de que le resultaba difícil encontrar esa comida. Dicho y hecho, ella misma se lanzó a la aventura de comenzar a cocinar con ese estilo. Primero para ella, para sus amigos, de ahí comenzaron los pedidos a su casa, la casa se quedó pequeña para tantas solicitudes y hace unos 8 meses, su sueño se amplió con la apertura de Vita.

Los pimientos estarán rellenos de quinoa y vegetales y se guarda para el final el queso que se le pone antes de entrar al horno. Ese queso que es la parte preferida de Lily, nos confiesa mientras añade, “tan rico que es un arroz con habichuelas. Y ese concón…”. Lily estudió 4 años hotelería y le tocaron muchas horas de cocina, por eso dice que ya tuvo suficiente. Ahora ayuda a su hija en el negocio, es como decíamos al comienzo, el equilibrio perfecto, los ojos que ven que todo esté en orden en Vita.foto 5
foto 6Pero no siempre ha sido así. Al principio no estaba convencida de que este tipo de negocio fuera algo que iba a ir bien y tuvo sus dudas. Sin embargo, todo ha quedado atrás. “La perseverancia de Dominique es la clave del éxito. Ella es de ideas fijas y sigue tras sus objetivos siempre sin perder la ilusión”. En Vita los jugos son el producto estrella y siempre hay sabores nuevos, pero no solamente hay jugos, las ensaladas, las cremas, hasta los postres tienen cabida en un negocio de este tipo. Eso sí, postres sin azúcar, lactosa ni gluten.

Las dos coinciden en que el público dominicano tiene cada día más conciencia de querer cuidarse y alimentarse bien, y de que la gente se preocupa mucho en informarse y averiguar los detalles de todo lo que se ofrece en Vita.foto 8
foto 10Por ahí viene un libro de recetas de Dominique y como los planes no descansan en su cabeza, ya está pensando en varias estrategias para ampliar Vita, o bien buscar un nuevo local o bien colocar pequeñas neveras en distintos puntos de la ciudad incluso en el interior.

El olor de los pimientos recién sacados del horno hace que nos olvidemos de todos los detalles serios, aunque da tiempo a averiguar cuál es el plato que más le gusta a Dominique de todo lo que hay en Vita. Nos confiesa que el Raw Pizza, hecho con una base de linaza.

foto 11
foto 12
foto 13
foto 14
foto 15