julieta brasserie

en menú secreto

Uno de los tres puntos clave en una de las esquinas con más sabor de la ciudad. Julieta Brasserie comparte “vecindario” con La Posta y con Francesco. Qué rico sería mudarse y ser su vecino. Mientras tanto, para no quedarnos con las ganas, nos sentamos alrededor de uno de los platos de su menú, con Erik Malmsten que es el chef ejecutivo no solo de Julieta, sino de Francesco y de O.livia.

La mejor de las compañías cuando se quiere hablar de gastronomía. En esta ocasión, es una ensalada griega con atún y sandía la que roba todo el protagonismo y sobre la que recaen nuestras miradas. No en vano, es una creación que tiene ya unas semanas formando parte del menú de Julieta, y que resistirá y se mantendrá en los siguientes cambios de menú que ya están planificados para dentro de un par de meses. Esa es la ventaja de ser una estrella, que se mantiene en el gusto de los más exigentes paladares.


 

¿Cómo se consigue ser original con un plato?

La verdad es que es medio complicado porque hay muy poco por inventar, pero siempre estamos pendientes de que lo que presentamos sea algo innovador. Por ejemplo, en esta ensalada, lo menos común es ponerle la sandía. No obstante, en Santo Domingo, la oferta actual y la competencia es muy fuerte, cada vez hay más opciones y cada vez se come mejor en muchos lugares. Con lo que tenemos a nuestra disposición, se logran resultados de muy alto nivel que no tienen que envidiar a las grandes capitales gastronómicas del mundo.

¿Le dan mucha importancia al tema de elaborar platos ligeros, saludables?

Es fundamental para nosotros. En el caso de Julieta, trabajamos de la mano de la Dra. Susana Kury que es nutricionista y en el menú hay muchos platos que van acorde con la gente que quiere hacer dieta. Tenemos dos menús, uno de desayunos y el otro normal y los dos tienen esa característica de lo saludable muy presente.

IMG_3007

IMG_2978

¿Cómo se puede definir el público de Julieta?

Precisamente, el público es mayoritariamente femenino. Es algo que se pensó un poco en la conceptualización previa, pero que también ha ido dándose así de manera natural en este año.

Erik Malmsten nos cuenta que en el caso de Julieta se unen una serie de factores que son los que le dan el carácter en sí. No sólo un menú estudiado, sino que una decoración exquisita con detalles sencillos y con una luz más blanca ayudan a que se haya creado un ambiente de espacio relajado, que te invita a compartir platos, a disfrutar de la terraza, a volver una y otra vez.

¿Cómo calificarías el menú, además de lo saludable, tiene algún acento particular?

Partimos de unas raíces europeas, pero en la carta de Julieta hay unos toques importantes asiáticos, igual que norteamericanos y sudamericanos. Aunque también algo que a la gente le está fascinando desde siempre es nuestro brunch.

IMG_2929

¿Qué planes vienen por ahí?

Tenemos intención de cambiar el menú después de enero, para lo cual estaremos viajando a Nueva York en estos días y a ponerse a trabajar, viendo las ideas que se desarrollan en los lugares más frecuentados allá. Y antes de eso, hay un programa nuevo de detox que estamos implementando con la Dra. Susana Kury, a través del cual los clientes se pueden anotar y es como una especie de tarjeta prepago. Ella está muy enfocada en esos temas de salud.

Más allá de todo lo que el menú de Julieta les puede ofrecer, tenemos ciertas debilidades y no podemos quedarnos para nosotros solos los descubrimientos culinarios que hacemos. Por ese motivo, les invitamos (no se arrepentirán) a conocer y disfrutar de su bar de café y jugos. Una barista profesional se encarga de que ese café que llega a su mesa sea como una obra de arte. Mucho mimo en su trabajo es lo que pone alguien cuyo mundo es el café, cuya máquina cuida todos los días y no deja que nadie más le ponga la mano. Y todo ello acompañado de un aspecto significativo: el café que se usa en Julieta está especialmente preparado para ellos con un tueste especial.