krystal serret

en in giro

Desde hace tiempo, la lista de deseos de Krystal Serret tenía un ítem pendiente: un viaje por Roma, Florencia y París. Finalmente, el pasado junio, pudo tacharlo. 

Investigadora al fin –como directora de mercadeo de los automóviles Volvo en República Dominicana, está acostumbrada a realizar pesquisas sobre ciudades y el estilo de vida de sus habitantes–, se había familiarizado con los puntos a visitar… aunque al llegar, se dio cuenta de que no hay Googlazo que se compare con la experiencia de vivir Italia en persona. Aquí nos lo cuenta.


Semanas antes de irme, tenía tantas recomendaciones y lugares por visitar, que mi novio Oscar Luis y yo contábamos con un itinerario bien organizado. Sin embargo, uno de los mejores momentos no fue planificado, y nos ocurrió en Florencia, el día antes de irnos.

Krystal1

Fuimos a comer a un pequeño restaurante, y en la mesa detrás de la nuestra estaban dos señores mayores, comiendo y compartiendo tres botellas de vino. Al pasar unos 20 minutos, los señores nos preguntan si nos ha gustado la ciudad, y nos recomiendan varios lugares a visitar.

Tras esta conversación, un tercer señor se une al grupo, y comienzan a brindarnos de sus ya cinco botellas distintas de vino. Ahí nos contaron que eran tres amigos que se juntaban en ese lugar en particular una vez a la semana, desde hacía 30 años, y llevan sus vinos para disfrutarlos entre ellos.

Krystal2

Estar ahí fue una sensación surreal… En ese país tan lejos del nuestro, hablando idiomas distintos, pero sintiéndonos acogidos y queridos. Definitivamente, es una cultura cálida.

Fotos: Cortesía de Krystal Serret