maeno gómez casanova

en in giro

El trabajo de Maeno Gómez Casanova, como relacionista público, tiene algunas ventajas. Por ejemplo, el poder sentarse a la mesa a conversar con Jude Law en Venecia. No, no es una hipérbole: literalmente estuvo sentado a la mesa conversando con Jude Law en Venecia.

En el In giro de hoy, Maeno nos cuenta sobre su experiencia en la joya del Veneto –y para responder a la pregunta que seguramente se están haciendo, sí, Jude Law es perfecto en persona–.


 

Luego de varios jamaqueos intensos que dio aquel artefacto volador sobre el Atlántico, Rosanna Rivera, Jochy Fersobe, mis lentes y yo llegamos a Venecia invitados por Johnnie Walker Blue Label para ser los únicos latinoamericanos testigos de la premier de The Gentleman’s Wager –un corto protagonizado por Jude Law y Giancarlo Giannini–. Esto para decirles que no fue Venecia visto como un simple mortal, sino Venecia entre celebridades.

“Tengo hambre” era el himno que cantaba a cada paso de nuestra aventura. Dicen que para conocer una persona tienes que mirarla fijamente a los ojos; yo digo que para conocer Italia tienes que probar fijamente todos sus platos.

Tagliolini neri con granchio e zucchine fue el plato que me recomendó una allegada catalana, Andrea,  quien nos explicó la magia que tiene la Osteria San Marco, donde el menú cambia cada dos meses. Esto me encantó: es como cuando una serie buena la cancelan en su segunda temporada, y te quedas esperando más, pero siempre queda ese legado de calidad y nunca viste su proceso de decadencia.

MaenoGómez-Venecia1

Venecia se convirtió en poco tiempo en mi mejor amiga, y no puedo negar que tenía buenas herramientas para enamorarme: el prosciutto, la mozzarella y el aglio e olio. Los recuerdos que me llevo de ella son innumerables, y aquí comparto algunos.

  1. Junto a ella conocí a Jude Law.
  2. Me permitió comer todo lo que quise, al convencer a mi subconsciente de que tanto caminar quema inmediatamente las calorías –de lo contrario, ahí siempre estaban los canales, para nadar de punto A a punto B y quemar el doble–.
  3. La mayor razón para levantarse temprano no es ir al gimnasio ni tampoco ir al trabajo: es poder ver el Mercado desde el puente Rialto a las 8:00 a.m.
  4. Me llevo la historia detrás del Puente de los Suspiros: no crean que es algo romántico y desde la góndola pongan música de Eros Ramazzotti… en realidad, le dicen así porque en ese punto los venecianos condenados a muerte daban último suspiro.

MaenoGómez-Venecia3

Luego de mis cinco días parlando veneciano, concluí que vivir en este lugar es como vivir dentro de un lienzo, y yo iba pintando mi historia.

Fotos: Cortesía de Maeno Gómez Casanova y Jochy Fersobe