meatpacking

en menú secreto

Nos tememos que son muy pocos los que se van a poder controlar ante este universo de carne. Desde @Meatpackingrd nos aseguran que siempre tienen en mente un objetivo básico que es el de brindar experiencias inolvidables. Creemos que la idea es maravillosa, pero estamos sentados ya en una de sus mesas y las glándulas salivares han empezado a gobernarse. Eso mismo, que ya estamos salibando.


Sabemos que por ahí llega la que será la verdadera protagonista de este encuentro, pero antes de su llegada unas mini hamburguesas con american cheese, brioche buns y Spice house sauce.

A juicio de sus propietarios, MeatPacking nace de la necesidad del mercado en tener un lugar que ofrezca todo tipo de proteínas que estén combinadas con opciones de acompañamientos que agraden a todos los gustos.

Este nuevo concepto, que se une a los restaurantes Mix y Market, además de todo el aspecto gastronómico que lo hace destacarse y que ya lo ha convertido en un lugar de referencia en la ciudad, no ha descuidado otros detalles y una vez que se conoce, se aprecia ese mimo en la decoración que se caracteriza por poseer un toque moderno y a la vez, acogedor.

cuerpo1

“En este local no se ofrecerá el común Steak House, sino que ofrecemos un valor agregado en ambiente, coctelería, vinos y detalles que harán la experiencia más agradable”, dicen sus responsables. Y mirando su menú, que nos confiesan que irán ampliándolo cada cierto tiempo, nos damos cuenta que solamente en lo que se refiere a entradas hay varias tentaciones que nos animamos a recomendarles. Mencionar el cuban porcheta sándwich, o el chiplote arrachera tacos con vegetales rostizados, chistorra, guacamole y cebolla.

El Bone in Ribeye de 25 onzas, listo para dos personas, con esa tabla en la que resalta la pieza como si fuera un trofeo ha llegado a la mesa. Con risotto de hongos y con yuca. Sin palabras.

Es importante resaltar que se piensa en todas las opciones y en todos los paladares, por lo que “From the sea” es el apartado del menú en el que el salmón, el chillo o los camarones son los protagonistas. Y más importante aún es decir, mejor dicho, es pedirles y casi rogarles que dejen espacio para el postre. ¿No les suena demasiado tentador un Caramel Popcorn Flan o el Key Lime Jar?